Rate this post

Llevarse bien con tus vecinos en un condominio, tener un trato agradable y distendido, así como convivir en un entorno amigable son aspectos que mejoran tu calidad de vida. Por ello, no debes olvidar que hay muchos aspectos cotidianos que compartimos con el vecindario y que pueden provocar situaciones de conflicto, como las cuotas de luz y agua o el servicio de mantenimiento de jardines u otras instalaciones. Por eso, cumplir con los derechos, deberes y obligaciones dentro de tu comunidad y tratar de manera cordial a tus vecinos, es imprescindible para prevenir el malestar y mejorar la convivencia. En unComo.com te damos algunos consejos para saber cómo convivir con tus vecinos y vivir evitando cualquier tipo de conflicto vecinal.

Como ciudadanos responsables y civilizados tenemos algunas obligaciones a la hora de vivir en comunidad. Estos son algunos de los consejos que te ayudaran a convivir con tus vecinos:

  • Evita hacer escándalos o ruidos atronadores fuera del horario permitido, sobre todo si se trata de la noche o altas horas de la madrugada (de las 22h a las 7h).
  • Respeta las zonas comunes. Intenta no ensuciar, estropear o deteriorar espacios compartidos como pueden ser la escalera, los rellanos, el portal, el garaje, el patio o la azotea, entre otros.
  • Respeta cualquier acuerdo aprobado en la Junta de Propietarios.
  • Respeta la intimidad de tus vecinos y evita crear conflictos de manera intencionada con comentarios fuera de lugar, críticas o chismes.
  • Fomenta el diálogo en lugar de la discusión. Piensa que siempre pueden darse opiniones contrarias entre los vecinos, así que intenta no convertir en un conflicto algo que se puede solucionar hablando civilizadamente, sin perder la compostura.
  • Sé bien educado. Los modales y la cordialidad siempre ayudan a fomentar el respeto y mejorar la convivencia.
  • Mantén al corriente tus cuotas. Pagar cuando es debido y llevar al día los gastos de la comunidad, te evitará confrontaciones con tus vecinos.
  • Responde a cualquier petición de ayuda de tus vecinos. No olvides que algún día puedes encontrarte en una situación similar y requerir tú también su amparo.
  • Trata de comprometerte con todas aquellas cuestiones que afectan directamente a la comunidad, por ejemplo en cuanto a la limpieza de los espacios comunes por turnos.
  • Si tienes algún conflicto con un vecino que repite actitudes poco recomendables y que imposibilitan la convivencia vecinal, acude al Presidente de la Comunidad antes de intentar solucionar por otras vías cualquier enfrentamiento.
  • Participa en todas las Juntas de Propietarios para saber qué sucede en la comunidad. No te olvides que en ellas se llega a los acuerdos por votación.

Fuente: Hogar.UnComo